jueves, 13 de septiembre de 2007

LOS DIOSES OLÍMPICOS

Los dioses olímpicos eran las principales divinidades de la mitología griega. Su número e integrantes varían según la tradición, pero la versión más extendida sitúa su número en doce.
Los dioses olímpicos vivían en un palacio construído por los Cíclopes, en la cima del monte Olimpo.
Zeus, Poseidón, Deméter, Hestia, Hades y Hera eran hermanos, hijos de Gea y Cronos, mientras que el resto de olímpicos se consideran hijos de Zeus: Ares y Hefesto con Hera, Artemisa y Apolo con Leto, Hermes con Maia, Dioniso con la mortal Sémele y a Atenea la engendró tras engullir a Metis, a quien había dejado embarazada y, como venganza, Hera engendró sola a Hefesto.
Afrodita por su parte, nació de la espuma del mar mezclada con la sangre de Urano tras la castración de este último por parte de su hijo Cronos (aunque hay versiones que la hacen también hija de Zeus con Dione).
Los dioses griegos fueron adoptados también por los romanos, el nombre que estos les daban va entre paréntesis.

ZEUS (JÚPITER)


Zeus (Ζεύς, "rey divino") era el dios supremo en la mitología griega. Dios del cielo y las tormentas, solía representársele sentado en un trono, con sus terribles rayos en una mano y el cetro en la otra, acompañado de un águila sagrada con las alas desplegadas.

Era un dios irascible y su mayor debilidad eran las aventuras amorosas. A pesar de estar casado con su hermana Hera no dudaba en seducir con o sin el consentimiento de éstas a muchas otras mujeres, tanto mortales como divinas.
Tuvo gran cantidad de hijos, entre ellos la segunda generación de dioses olímpicos, las Moiras, las Musas, las Estaciones, las Gracias...
Sabedor de la profecía según la cual uno de sus hijos podría destronarle, renunció a su amor por la nereida (ninfa marina) Tetis y engulló a Metis, titánide de la sabiduría, tras haberla dejado embarazada, sabedor de que el hijo de ambos tendría gran poder, y dio a luz él mismo, nciendo así Atenea.
A pesar de sus infidelidades era un dios protector y defensor de la familia (lo cual no es de extrañar, ya que para los varones griegos el amor por la familia no era incompatible con las aventuras sexuales tanto con mujeres como con hombres).
Enamorado de su hermana Hera adoptó la forma de cuco y se introdujo entre los pechos de la diosa con el pretexto de tener frío, finalmente se casaron como dios del cielo y diosa de la tierra.


HERA (JUNO)

Esposa de Zeus, reina de todos los dioses.
Protectora del matrimonio y las mujeres, del hogar y del alumbramiento.
Terminó representando a la exposa por excelencia. Sus celos eran terribles y muchas de las amantes de Zeus y sus vástagos se ganaron su antipatía, haciéndoles la vida imposible y persiguiéndoles allá donde fuesen (es el caso del héroe Heracles, hijo de Zeus y Alcmena).
Cuando en una ocasión estaba dando de mamar a Heracles, éste mordió con tanta fuerza su pezón que la diosa lo apartó de si dolorida y la leche que escapó de su pecho dio origen a la Via Láctea.
Para los romanos, para quienes la institución de la familia y el hogar eran fundamentales, fue aún más importante que para los griegos, bajo el nombre de Juno. Hera se convirtió para los romanos en diosa de la limpieza y el orden, del poder, el gobierno y las riquezas.
Solía representársela sentada en un trono o en un carro tirado por pavos reales en compañía de Iris, la diosa del Arco Iris.
A pesar de las infidelidades de Zeus y los consecuentes ataques de ira de Hera, siempre terminaban reconciliándose (aunque no por mucho tiempo).


HADES (PLUTÓN)

Hades recibió tras la victoria de Zeus y los olímpicos sobre los titanes, el dominio del inframundo (no solo el reino de los muertos, sino todo lo que se encontraba bajo la tierra, razón por la cual se le asoció con las riquezas de ésta, como los minerales).
El reino de los muertos tomaba su nombre del propio dios.Se le veía como a un dios oscuro, carente de encanto, despiadado e implacable. Tenía el poder de hacerse invisible con el yelmo que le habían fabricado los cíclopes en la titanomaquia, razón por la cual nadie veia llegar la muerte.
Su aspecto físico era lúgubre. Rara vez se le atribuyen aventuras amorosas.
Raptó a Perséfone (Proserpina), hija de Deméter, para hacerla su esposa. Deméter, diosa de la agricultura, llena de dolor, hizo que la esterilidad se apoderara de la tierra, por lo cual al final se llegó al acuerdo de que Perséfone pasara la mitad del año en el mundo de los muertos (pues ya había probado alimentos allí, lo cual hacía que no pudiera marchar para siempre), los cuales serían los meses de invierno, durante los cuales Deméter llora la ausencia de su hija y la tierra no da frutos; y la otra mitad en el mundo de los vivos, junto a su madre Deméter (estos serían los meses primavera y verano).
Hades a menudo estaba acompañado por las tres Erinias (las Furias, para los romanos) hijas suyas según algunas versiones e hijas de Gea según otras. Tisífone, Alecto y Megara, las Erinias, tenían un aspecto terrorífico, con el manto salpicado de sangre, serpientes entremezcladas en su cabellera y látigos acabados en aguijones de escorpión.
Otra diosa a la que se asociaba con Hades era Hécate, diosa de la noche, la hechicería y las encrucijadas.
Hades no tenía consagrado ningún templo, pero en su honor se sacrificaban animales de color negro, cuya sangre se dejaba fluír hacia el subsuelo.


DEMETER (CERES)

Diosa de la agricultura, los cereales, las cosechas y la fertilidad.
Muchas veces era asociada con Gea y Rea, diosas de la Tierra de la primera generación de dioses preolímpicos.
Solía pasear por la Tierra, cuidando de los campos de cereal.
Se la representaba con una corona de espigas de trigo.
Tuvo a Perséfone fruto de su unión con Zeus.


POSEIDÓN (NEPTUNO)

Hijo de Saturno, hermano de Zeus y Hades. A el le correspondió el dominio de los mares y océanos.
Se dice que tras la derrota de los titanes construyó la valla que rodeaba el Tártaro y sus puentes de bronce, tras los cuales los titanes estaban confinados.
En una ocasión conspiró contra Zeus junto con Hera y Atenea. Pretendían encadenar al dios supremo, quien en el último instante fue salvado por Briareus, uno de los Hecatónquiros, al cual llamó Tetis para que rescatase al "padre" de los dioses.
Disputó con Atenea la protección de la ciudad de Atenas. Participaron en una competición para decidir cual de los dos se quedaría con la tutela de la ciudad, en la cual debían crear algo de utilidad para los hombres. Poseidón creo al primer caballo, pero Atenea le ganó al dar el olivo a los hombres.
También disputó con Hera la tutela del Argos. Un tribunal formado por tres dioses de los rios decidieron que Hera sería la protectora de la embarcación, lo cual enfureció al dios, quien primero secó las aguas y luego provocó inundaciones.
Fue pretendiente de Tetis, pero Temis profetizó que un hijo de Tetis con Poseidón o con Zeus derrotaría a su padre.
Se casó con la oceánida Amphitrite (Anfítrite), la cual en un principio escapó de él porque deseaba permanecer virgen, pero fue encontrada por un delfín, al cual Poseidón premió convirtiéndolo en una constelación.
En la leyenda de la mítica tierra de Atlantis, los diez primeros reyes de ésta son hijos de Poseidón.
Se dice que Poseidón dio vida al monstruo Estragos cuando tras construir las murallas de Troya junto a Apolo, durante el reinado del rey Lameodonte, éste se negó a darle la recompensa estipulada una vez terminado el trabajo. Este monstruo devoraría a Hesione, hija de Lameodonte, si no entregaba lo que debía a Poseidón, aunque Heracles intervino y evitó la tragedia.

HESTIA (VESTA)

Diosa del fuego del hogar. Nunca abandona el Olimpo ni interviene en los asuntos de los hombres. Se creía que su trono estaba en el centro del Cosmos.
Era considerada la primera en nacer de los olímpicos.
Es una diosa virgen, rechazó a Poseidón y a Apolo, que la cortejaron y juró permanecer siempre virgen.
Las sacerdotisas consagradas a ella en Roma eran las vestales, las cuales estaban encargadas de mantener siempre ardiendo el fuego del hogar que estaba representado en su templo. Hacían voto de castidad mientras sirviesen a la diosa y solían ser hijas de patricios, si faltaban a su voto eran enterradas vivas.
Pero por otro lado poseían privilegios como conservar el fuego sagrado encendido, salvar de la pena de muerte a los condenados que topaban con ellas de camino al suplicio, testimoniar en juicio sin prestar juramento, no depender de la autoridad paternal y disponer libremente de su fortuna.


AFRODITA (VENUS)

Afrodita era la diosa del amor y la belleza, del romanticismo pero también de la pasión sexual.
Surge de la espuma del mar y el semen de Urano, y es conducida por las mareas a la isla de Chipre, donde fue criada por las Gracias. Tras la derrota de Cronos, las Horas la presentaron en el Olimpo, y los dioses, seducidos por su belleza, la acogieron entre ellos.
Afrodita representa tanto el amor sagrado como el amor profano. Es protectora de las prostitutas, pero también del matrimonio. Era protectora del sexo y del erotismo.
Poseía un ceñidor mágico que volvía a la mujer que lo llevara hermosa y deseable (se cuenta que en una ocasión se lo pidió la propia Hera para hacer que Zeus volviera a desearla).
Se dice que Zeus, enfadado por las negativas que recibía cuando intentaba seducirla, la casó con el dios Hefesto (Vulcano para los romanos), el menos agraciado de los habitantes del Olimpo.
A pesar de su matrimonio tuvo muchas y muy diversas aventuras amorosas y entre sus amantes se cuenta Ares (Marte), el dios de la guerra.
Llegó a tener varios hijos, todos ellos relacionados con el amor: con Hermes, mensajero de los dioses, tuvo a Eros (el Cupido de los romanos) y a Hermafrodito, quien se unió con una ninfa de mar con tal pasión que se fundieron en un solo ser, mitad hombre y mitad mujer.
Con Dionisio tuvo a Príapo, dios de la fertilidad (al que solía representarse con un gran falo erecto).
Con Ares tuvo a Anteros, dios del amor lícito y el cariño mutuo, y a Harmonía.
Además de ser diosa del amor, Afrodita era protectora de la belleza, la gracia y el encanto y también la diosa de la risa (la comedia estaba bajo su protección).
En sus templos se realizaban en ocasiones ceremonias de prostitución ritual.
Concibió a Eneas (héroe troyano y antepasado de los romanos) con Anquises, un noble troyano.
Para los romanos Afrodita era venerada con el nombre de Venus, aunque se la consideraba con un carácter más templado. Además de diosa de la belleza y el amor, para éstos era protectora de la vida social y los placeres sensuales.
En un mito romano es también amante de Adonis, un hermoso joven. Ares, celoso, hizo que se entregara apasionaamente a la caza con la esperanza de que pereciera pronto entre los dientes de alguna bestia. Y asó ocurrió finalmente. Adonis terminó muriendo en las fauces de un jabalí y Venus hizo nacer las anémonas de las gotas de su sangre

ATENEA (MINERVA)

Diosa virgen de la razón y la sabiduría, protectora de las artes y oficios.
Según cuenta la leyenda nació de Zeus mismo después de que este engullera a Metis, temeroso de que el hijo al que diera a luz fuera el que según la profecía lo derrotaría. Así que al poco de engullir a la titánide sintió un fuerte dolor de cabeza, ordenó a Hefesto que le abriese la cabeza y del interior de esta surgió Atenea, ya adulta y perfectamente armada.
Se la representaba con casco, escudo, lanza y con la cabeza de la gorgona en el peto o el escudo
Protectora también de la ciudad de Atenas,la ciudad más importante de Grecia, y ganó este derecho, el cual disputó en una competición con el dios Poseidón, tras entregar el olivo a la humanidad.
Según un mito Hefesto intentó violarla, y aunque no lo consiguió, del semen derramado por el dios, el cual Atenea limpió con una madeja de lana, nació Erictonio, un monstruo con la mitad superior del cuerpo humana y la mitad inferior de serpiente, al cual Atenea crió para ser rey de Atenas y a su muerte lo convirtió en una estrella de la constelación del Auriga.
Se convirtió en protectora de héroes como Heracles (Hércules), Odiseo (Ulises), Teseo o Jasón.
Uno de sus favoritos fue Perseo, hijo de Zeus con una de sus muchas amantes y víctima por tanto de los celos de Hera. Atenea lo ayudó a derrotar a la gorgona Medusa, quien poseía serpientes en lugar de cabellos y petrificaba a todo aquel que la mirara (por ello se la suele representar con la cabeza de la Medusa entre sus atributos).
Como diosa de las artes y los oficios se la vinculaba al arte del hilado y el bordado. En una ocasión una joven mortal llamada Aracné se atrevió a retarla en el arte de bordar y terminó convertida en araña por su osadía.

ARTEMISA (DIANA)



Diosa virgen de la caza, de las tierras y los animales salvajes, la luna y los bosques.
Hija de Zeus y Leto. Cuando Hera descubrió la infidelidad de Zeus acosó despiadadamente a Leto: le envió a la serpiente Pitón (de la cual Zeus la salvó convirtiéndola en codorniz para que pudiese escapar) y luego le impidió posarse en la Tierra para dar a luz (aunque la isla de Delos se apiadó de ella).
Dio a luz a Artemisa, pero el parto fue complicado y esta tuvo que ayudar al nacimiento de su hermano gemelo Apolo.
Se dice que quedó tan marcada por la experiencia del parto de su madre que pidió a Zeus poder consevarse virgen. También era protectora del alumbramiento, atributo que compartía con Hera.
Era la diosa de las mujeres y se la asociaba con la Luna (reguladora del ciclo menstrual).
Tenía a su servicio a sesenta oceánides y muchas otras ninfas y mortales, todas ellas vírgenes.
También se la asoció con las amazonas, la raza de mujeres guerreras que habitaban en el extremo oriental de Turquía y que copulaban una vez al año con los varones de un pueblo vecino, quedándose con las niñas y sacrificando o devolviendo a sus padres a los hijos varones.
Protegía a las mujeres, pero era implacable con aquellas que quebrantaban un voto de castidad. Tal fue el caso de la ninfa Calisto, a quien Zeus sedujo y Artemisa enfadada convirtió en oso para que la cazaran (aunque Zeus la salvó y la llevó a ella y a su hijo al cielo en forma de la Osa Mayor y la Osa Menor).
Evitaba la compañía de los hombres , en una ocasión convirtió en ciervo a Acteón de Tebas, quien la vio bañarse desnuda, para que lo devorasen sus perros de caza. Mató al gigante Orión (quien fue transformado en constelación) por intentar violar a una de sus ninfas (aunque según otras versiones lo mató por celos, ya que estaba enamorada de él y sin embargo el gigante se decantó por Eos, diosa de la Aurora).
Agamenón tuvo que sacrificar a su hija Ifigenia en su honor (aunque en algunas versiones la propia diosa salva a la joven) para obtener vientos favorables para llegar a Troya.
Como diosa de la Luna se apropió de los atributos de Selene (diosa original de la Luna) y asimiló también algunos de los atributos de Hécate (diosa de la luna, la noche y la hechicería)
A menudo era representada como una de las tres naturalezas de la triple diosa (Doncella, Madre y Hechicera: Artemisa, Selene y Hécate).
Se la solía representar con su arco y sus perros de caza.
En el campo era costumbre colocar su estatua en los cruces de caminos.
Se la asoció durante mucho tiempo con los sacrificios humanos y se decía que ciertos pueblos del Mar Negro sacrificaban a todo aquel que llegara a sus costas en honor a la diosa.
Como Diana romana se le atribuyó un carácter más benévolo.

APOLO (APOLO)

Hermano gemelo de Artemisa. Dios de la luz y el Sol, protector de las artes, especialmente la música y la poesía, la medicina y las artes proféticas. Era un dios dotado de gran belleza, de hecho era el ideal de belleza masculino para los griegos.
El santuario que le estaba dedicado en Delfos alcanzó gran fama. En él, las Pitias, sacerdotisas del santuario, transmitían las palabras del dios a quienes consultaban el oráculo (cuyas respuestas eran siempre bastante ambiguas y difíciles de interpretar).
Se cuenta que dio muerte a pitón, la gigantesca serpiente que Hera envió para atormentar a su madre, razón por la cual se vio obligado a abandonar el Olimpo y vivir en la Tierra durante nueve años, ya que Pitón estaba consagrado a Gea. Durante su estancia en la tierra trabajó como pastor de Admeto, rey de Tesalia, al que recompensaría su buen trato concediéndole la inmortalidad.
Como dios de la música suele aparecer representado llevando una lira (instrumento que le regaló Hermes, inventor de la misma). En una ocasión el sátiro Marsias lo retó diciéndole que la música de su flauta era más hermosa que la de su lira, y tras una competición en la que las Musas hicieron de jueces, marsias perdió y fue deshollado vivo por el dios en castigo por su osadía.
A Apolo se le atribuyen muchas aventuras amorosas. La ninfa Clitia murió de amor por él y fue convertida en heliotropo, la flor que siempre gira hacia el sol.
En otra ocasión persiguió incansablemente a Dafne, quien pidió auxilio a au madre Gea y fue convertida en laurel (el cual desde entonces es uno de los atributos del dios Apolo).
También intentó seducir a Casandra, princesa de Troya, a la que concedió el don de la profecía con la intención de ganar sus favores, pero al no ser correspondido la castigó haciendo que nadie creyese sus profecías, entre las cuales estuvo la caída de Troya).
Uno de sus hijos fue Asclepio, al cual tuvo con Coronis (que pagó el serle infiel siendo fulminada con un rayo). Asclepio fue educado por el centauro Quirón y llegó a dominar y perfeccionar el arte de la medicina, de tal modo que hasta llegó a devolver la vida a los muertos, hecho que llevó a Hades a quejarse ante Zeus, y por el cual fue fulminado con uno de los rayos del dios del cielo; Apolo confirió a su hijo perdido el título de dios de la medicina, los romanos lo conocieron bajo el nombre de Esculapio.
Al igual que su hermana Artemisa asimiló los atributos de Selene, la luna, Apolo hizo lo mismo con los de Helios (el sol).
Se cuenta también de Apolo que mató por error a Jacinto, un bello joven hijo de la musa Clío, mientras jugaban al tejo o al disco, a quien Zeus convirtió una vez muerto en la flor que lleva su nombre.

HERMES (MERCURIO)


Mensajero de los dioses. Dios de los viajeros, los comerciantes, los ladrones y los que vivían de su ingenio. Era también el "psicopompo" (quien conduce las almas de los muertos al inframundo. Era hijo de Zeus y de la diosa Maya (hija de Atlas).
Ya de niño era ingenioso y tramposo y en una ocasión, al ver una tortuga pasar por delante de la cueva en la que vivía la mató e hizo con ella la primera lira. También robó cincuenta vacas del dios sol, Apolo, quien terminó perdonándolo cuando Hermes le regaló el instrumento que había inventado.
Apolo a su vez le regaló el cayado que había de convertirse en uno de sus atributos, el cual recibe el nombre de "caduceo" y con el tiempo se representaría con dos serpientes enroscadas a su alrededor.
Su nombre proviene de "herma", el mojón que servía para delimitar los caminos y las fronteras.
Se le solía representar llevando un sombrero de ala ancha (el pétaso) y unas sandalias aladas, regalo de Zeus al convertirlo en mensajero de los dioses.
A estos solía ayudarlos en sus aventuras amorosas, pero también muy a menudo prestaba ayuda a los humanos.
En sus orígenes Hermes fue un dios pastoral, venerado como señor de los animales y las criaturas salvajes.
Se le asociaba también con los cultos a la fertilidad.
En muchos mitos es amante de Afrodita, y de su unión nació Hermafrodito, el joven que terminó uniéndose tan apasionadamente a la ninfa Salmacis que se fundieron en una sola persona, mitad hombre y mitad mujer.
Fue el inventor de los dados y la gente solía invocar su nombre en las apuestas, pues era un dios tramposo y astuto.

ARES (MARTE)

Dios de la guerra. Hijo de Zeus y Hera.
Fue en Roma, como Marte, donde alcanzó más prestigio, siendo considerado antepasado de Rómulo y Remo, fundadores de la ciudad.
Se dice también que era padre de las amazonas, el pueblo de mujeres guerreras del noreste de la actual Turquía.
En el Olimpo no era muy apreciado, excepto por su amante, Afrodita, ya que Ares es un dios implacable y terribel, que no se satisface sino con la muerte.
De hecho, tuvo problemas cuando mató a Halirrotio, hijo de Poseidón, quien había tratado de violar a Alcipe, hija de Ares. Fue acusado de asesinato por Poseidón y juzgado en el Aerópago (Monte de Ares) resultando absuelto.
Durante la gigantomaquia fue apresado por los gigantes Oto y Efialtes, aunque Hermes logró rescatarla.
Deimos y Phobos (Miedo y Terror) eran sus hijos (según otras versiones eran sus caballos).

HEFESTO (VULCANO)

Hefesto era hijo de Zeus y Hera. Aunque según otra versión era hijo solamente de la diosa, quien envidiando la creación de Atenea, pidió al cielo, las montañas y los mares tener un hijo sin intervención de varón alguno.Y así quedó embarazada y dio a luz a Hefesto, el menos agraciado de los dioses. Para colmo, Zeus, enfadado, lo arrojó a la Tierra, quedando así el dios cojo para siempre.
Era el dios herrero, y en el Etna instaló su tarrer de forja (de ahí que los romanos lo llamaran Vulcano).
Fue él quien forjó la armadura de Aquiles, el escudo de Heracles, la corona de Ariadna...y un trono con un dispositivo a modo de cepo que ingenió para vengarse de Hera, su madre, la cual tuvo que ser rescatada por Dionisos (Baco), el cual emborrachó a Hefesto.
Pese a su fealdad lo casaron con Afrodita, la más hermosa de las diosas olímpicas, pero tuvo que soportar las múltiples aventuras amorosas de su mujer, en especial con el dios Ares.

DIONISOS (BACO)

Dios del vino, la diversión, el placer y el desenfreno. Hijo de Zeus y Sémele.
Su vida sexual era muy activa y en su honor se celebraban fiestas y banquetes (bacanales) donde el vino abundaba y la mayoría de las veces éstas terminaban en orgías.
Su madre murió antes de dar a luz y Zeus lo llevó en su muslo hasta el momento de su nacimiento.
Se le atribuye ser el primero en plantar una vid y descubrir el vino, el cual dio de beber a las jóvenes que desde entonces siempre lo acompañarían: las bacanales.
En la leyenda del avaro rey Midas, Dionisos es quien otorga a este el don que le pide: convertir todo lo que toque en oro; don que luego sulpica a Dionisos que le quite, pues no podía comer ni beber y convierte en oro a su propia hija.
Dionisos le revela fiinalmente que para acabar con el don que le había dado debía bañarse en las aguas del rio Pactolo.

PERSÉFONE (PROSERPINA)

Hija de Deméter (diosa de la agricultura). Fue raptada por Hades, dios del inframundo mientras recogía flores acompañada de sus ninfas en el monte Etna.
Su madre, con ira y tristeza por la pérdida de su hija, provocó la esterilidad en la tierra y castigó a las ninfas que la acompañaban convirtiéndolas en sirenas por no haber intervenido.
Zeus, incapaz de aguantar la agonía de la Tierra,
quiso obligar a Hades a devolver a Perséfone, enviando a Hermes para rescatarla. Hades la liberó con la condición de que no probase alimento alguno durante todo el viaje de vuelta.
Pero Hades la engañó y logró que se comiese seis semillas, por lo cual debía volver al inframundo durante seis meses (en otras versiones las semillas son cuatro).
Cuando Deméter y su hija están juntas la tierra es fértil, mientras que los seis meses que pasa Perséfone en el inframundo la Tierra se vuelve estéril y fria.
Fue durante su viaje para rescatar a Perséfone cuando Deméter reveló los Misterios Eleusinos. Perséfone, además de personificar la primavera tuvo también la faceta de diosa del inframundo.

Art from
http://www.thaliatook.com

2 comentarios:

Apollyon dijo...

jajaja muy interesanto. solo un pequeño comentario.

Hades y poseidon no son considerados dioses olimpicos a pesar de ser tratados como tal puesto que el termino "olimpico" proviene del Monte Olimpia(residencia de los dioses griegos). y los dos mencionados raramente o nunca se aparecian por ahi. No porque no los aceptaran sino porque tenían sus propios reinos.

Baco por otra parte no era muy bien visto por los dioses olimpicos y era considerado una Paria(al igual que Hefestos) fue a lo último de la mitologia donde un incidente con un trono y hera que se les permitio acceder a esa morada. No se si llegan a catalogarse como dioses olimpicos :P pero capaz si.

LunaOscura dijo...

Bueno, como ya explico al principio del artículo los considerados dioses Olímpicos varían según las tradiciones, de hecho, como tú bien dices, en teoría, y en un principio, los dioses Olímpicos eran aquellos que habitaban en el Olimpo, pero con el tiempo el término Olímpico fue desvirtuánmdose, y especialmente en la mitología romana muchos dioses que antes no eran considerados olímpicos pasaron a serlo...
Hades por supuesto no estaba muy a menudo en el Olimpo, pero se le "considera" olímpico al ser hermano de Zeus y uno de los principales dioses (recuerda que Zeus repartió el universo entre él y sus dos hermanos Hades y Poseidón, dándole al primero el dominio del submundo y al segundo la soberanía de los océanos), y bueno, con Poseidón ocurre lo mismo, puedes verlo en la Teogonía de Hesíodo...tampoco Deméter (Ceres) aparecía demasiado por el Olimpo...
Baco pasó a ser "mal considerado" en la mitología romana, ya que la moral romana era mucho más "severa" (de hecho Afrodita, como Venus, perdió gran parte de su carga erótica) e hipócrita (era una moral severa en apariencia), prueba de ello es que la palabra "bacanal", refiriéndose a una celebración desmedida y poco moral, proviene de "Baco", nombre con el que los romanos llamaban a Dionisos.
Los dioses griegos y romanos pueden ser en teoría los mismos...pero cuando se estudia a fondo ambas mitologías se ven las diferencias, y sobre todo las diferentes considereaciones que recibían en la sociedad griega y en la romana.
Un saludo.